jueves, 29 de marzo de 2012

Horisont - Second Assault (2012)

/yurik

Suecia está de moda. Ya no solo por sus bellas mujeres sino también por su música. Aunque este país nórdico siempre ha gozado de gran fama a nivel mundial por grupos como Pain Of Salvation, Opeth, Candlemass, Cult Of Luna o Katatonia, entre muchos otros, ahora se vive una fiebre diferente. Una fiebre que abre un portal a los fantásticos años setenta, al Hard Rock clásico y a la psicodélia. Norrsken abrieron el camino. Witchcraft le enseñaron al mundo de que pasta estaban hechos los suecos cuando se ponían retros. Y Graveyard han conseguido llegar al estrellato. Sin embargo se cuecen otras cosas entre el frío sueco.

Horisont son una banda de Göteborg que en 2009 editaron su álbum debut: Tva Sidor Av Horisonten, una joya que en mi opinión ha ganado con el tiempo situándose entre lo mejor que vio la luz ese año. Se dice que poco después de editar el disco Lee Dorrian asistió a un concierto suyo y quedó tan impresionado por su talento que no dudó en ficharlos para su sello, Rise Above Records. Deben ser muy buenos puesto que han llegado a telonear a los maestros Pentagram.

Pero vayamos al grano. Siempre he pensado que el segundo álbum de un grupo siempre es el más complicado, puesto que resulta difícil conseguir mantener el nivel de un buen debut al mismo tiempo que se demuestra que hay nuevas cosas que aportar. En este sentido Second Assault es un disco ejemplar, no tan solo por su calidad intrínseca, sino por demostrar que Horisont son mucho más que lo que pudimos ver en 2009.
Las influencias son claras y no vamos a descubrir nada nuevo: Black Sabbath, Deep Purple, November, Thin Lizzy son parte del imaginario que manejan estos chicos de Göteborg, sin embargo y a diferencia de muchas bandas retro actuales, ellos no caen en el homenaje o peor, en la copia descarada y impersonal. Pocos grupos de este estilo suenan a día de hoy tan frescos como Horisont. Cuando se ponen blueseros son puro feeling, cuando se endurecen quieres ponerte a saltar como un loco y cuando, como en Crusaders Of Death, quieren estremecer, te llegan a lo más hondo del corazón.

Para mí Second Assault es una grata sorpresa y no lo digo por que no esperara nada bueno de él, sino por que me ha dado muchísimo más de lo que hubiera podido esperar. Y esto, en el mundo en el que vivimos, es un regalo de incalculable valor.

miércoles, 28 de marzo de 2012

Un disco por año: 1973

/TemptationWings

Bien amigos, aquí estamos un miércoles más con nuestra sección de un disco por año, en al que pretendemos recuperar esas joyas musicales que de una forma u otra nos han marcado en nuestra vida. Si en anteriores entradas mis compañeros han hecho gala de buen gusto rememorando auténticos discazos de grandes nombres de la historia de la música, léase Black Sabbath, Led Zeppelin y Deep Purple, yo no quería ser menos y os traigo un disco de otro de los pesos pesados: Pink Floyd.

Hablamos de Dark Side Of The Moon, editado en 1973, y que puso banda sonora a una época cargada de cinismo en el que el fin de la guerra de Vietnam y el caso Watergate aniquilaron lo poco que quedaba del espíritu de los 70 después del concierto de Altamont.

La temática del disco es tan mundana como cotidiana y representa los propias preocupaciones que los miembros del grupo tenían por la época y que nos descubren a Roger Waters como un gran compositor y letrista: muerte, dinero, tiempo, locura, y que en cierta manera querían alejarse de sus ataduras psicodélicas de discos anteriores. Creo que más que alejarse, consiguieron darle una nueva vuelta de tuerca y convertirla en un ente con vida propia.

En su génesis, Dark Side Of The Moon, se construyó como una única canción en varios movimientos, y ni fue hasta varias sesiones posteriores que fue tomando la forma que todos conocemos.

Me es imposible destacar temas por encima de otros, ya que creo que es un sacrilegio no escuchar el disco de principio a fin, pero destacaríamos "Money" como tema principal, más por el éxito conseguido como single en la época, que por grandeza de la canción. No estoy diciendo que no sea un temazo, pero mis preferidas del álbum son "Time" con esos relojes anunciando que algo grande va a pasar, "The Great Gig in the Sky", un tour de force dónde la voz de la invitada Clare Torry nos deja estupefactos, o esa delicia llamada "Us and Them" por la que siento especial predilección.

La guitarra mágica de David Gilmour, las letras cercanas y autobiográficas de Waters, los teclados envolventes de Wright y la batería a comparsa de Mason, crearon una obra de un valor incalculable y que ha influenciado a cientos de bandas posteriores y que sigue vigente en la actualidad.


"The Dark Side of the Moon se ha convertido en un icono de la música. Los temas e ideas centrales, que se encuentran básicamente en las letras, son ingenuos pero a la vez sofisticados, y es esta mezcla de sentimientos puros y la descripción de los problemas del ser humano y sus dilemas lo que le da esa fuerza. Es brutalmente sincero y directo, y no me avergüenzo de nada. Estaba buscando la forma de expresar que, como seres humanos, deberíamos empatizar más los unos con los otros" Roger Waters

Podríamos estar horas y horas desmenuzando y destacando bondades y grandezas del disco, pero lo mejor es escucharlo, si no lo has hecho ya. Pero sobre todas las cosas...hazte un favor y cómpralo.

sábado, 24 de marzo de 2012

American Witch - Burn The Crow Promo (2011)

/yurik

Os traigo una pequeña sorpresa que me encontré hace una semana por la red y que me ha sorprendido de grata manera. Seguro que a los (pocos) lectores de The Sings Of The Time también os va a hacer ilusión, puesto que se trata de un grupo que guarda muchos parecidos estilisticos con algunos de los grandes nombres que aquí veneramos a menudo: Pantera, Down, The Sign Of The Southern Cross, Eyehategod...

Burn The Crow es el primer larga duración de American Witch, una joven banda proveniente de la calurosa California. Pero que su juventud no os despiste puesto que lo que nos dejan escuchar en esta promo de tres temas es simplemente arrollador. Southern Metal de la más pura calidad, recién salido del pantano. Aunque no inventen nada nuevo tienen la calidad suficiente para merecer una escucha (o diez seguidas en bucle como me pasó a mi el día que los descubrí). La producción es perfecta para este tipo de sonido, consiguiendo toda la dureza que quieren transmitir sin que quede muy saturado. La voz de Eric Doran os va a recordar al mejor Phil Anselmo, dejándose el alma en cada tema.

El primero de ellos, Stay The Slave, es el mas Panteriano, con una guitarra muy seca y unos solos que te quitan el hipo. El segundo, titulado Feed Me Lies, es donde vemos más clara la influencia más punk de la banda, el más rápido de los tres. Finalmente la promo acaba con Dirt King, mi tema preferido por ser el indudablemente más Southern.

Espero que disfrutéis de este descubrimiento. Os prometo que en cuanto consiga todo el disco en buena calidad tendréis una review en condiciones.

miércoles, 21 de marzo de 2012

Un disco por año: 1972

/pyromniac

En los años 70 ya disfrutábamos de grandes joyas y mitos de lo que fueron los inicios del metal o rock más clásico del que un gran numero de grupos se basaría para crear su música. En 1972 concretamente, uno de los mitos, Deep Purple, sacaba uno de los grandes CD’s de su carrera, Machine Head, que seria la consagración como grupo junto al gran Made in Japan, que ayudaría a engrandecerse aun más.

En este año los señores Blackmore, Gillan, Glover, Paice y Lord se encontraban en una muy extensa gira que les llevó por el exótico país de Japón. Ya es de conocer el amor que profesan por esas tierras hacia el buen rock y el metal, con lo que no es de extrañar que muchos grupos que le han seguido como por ejemplo el también gran Michael Schenker, sacaran CD’s grabados en este país. Pero continuando con el CD, para cualquier persona que este indeciso o no haya escuchado demasiado el grupo, Made in Japan es una de las grandes recomendaciones para adentrarse totalmente, ya que las 7 canciones con las que nos encontramos son superiores a cualquiera que escuchemos en el CD original en la fuerza que transmiten.

Solo con poner el primer tema, “Highway Star”, ya nos damos cuenta de lo que tenemos delante. Los solos hipnotizantes y armonía conjunta del grupo, nos enseña porque es uno de los grandes y muchos grupos han querido beber de su fuente musical. En “Child in Time” se calma y un gran Gillian demuestra la fuerza y energía de su voz, que llega a cualquiera que tenga un poco de sangre en las venas y entre cambios de ritmo, llegamos a la antesala de la canción por la que casi toda persona humana conoce a este grupo, “Smoke on the water”. ¿Quien no ha intentado tocar el tan famoso riff, que todo iniciado en el arte de la guitarra se aprende una y otra vez hasta desgastar las cuerdas?
Después de esta dosis de Hard Rock clásico a mas no poder, continúan con “The Mule” que viene acompañada de un solo de batería de Ian Paice para enseñar una bonita lección de batería sin necesitar dobles bombos, ni complejas baterías como algunos virtuosos de hoy en día.
Cuando llegamos a “Strange Kind of Woman”, comienza un desafío que no se podría entender bien del todo si no escuchamos el CD, un duelo voz vs guitarra.
No es volverse loco, ya que la voz de Gillian le permite llegar a unos tonos que dudaríamos hasta quien puede ganar este entretenido duelo. Al final de esta, una pequeña intro de psicodelia condensada improvisada. nos introduce poco a poco en el tema “Lazy”. Y como no, no olvidar la armónica tocada por Gillian con gran estilo junto a la perfecta guitarra de Blackmore.
Finalizando este CD nos encontramos con “Space Truckin” poniendo el final épico y alargando hasta casi los 20 minutos de duración. Tal vez pueda parecer un pelín excesivo, pero hay grupos que si lo saben hacer de esta manera entra directo al oído, y entre sonidos chirriantes que parecen sacados de otros mundos nos damos cuenta que ya hemos llegado al fin de este viaje por el universo púrpura.

Sobra echar halagos al grupo ya que es bien reconocido, aunque personalmente este seria su obra cumbre, superando a las versiones originales de estudio porque lo bordan perfectamente. Si aun queda alguien que no lo haya escuchado, o no este muy al tanto de Deep Purple poneos a ello ahora mismo, y daréis una nueva vuelta de tuerca dentro del Hard Rock, que seguro que no os defraudara lo mas mínimo.


Esto es el rock en 1970’s (Deep Purple, Led Zeppelin, Black Sabbath, Jethro Trull,...), ahora es 2012 (Justin Bieber, Hannah Montana, etc...). Maquinas del tiempo aquí, por favor.


jueves, 15 de marzo de 2012

Black Breath - Discografía

 /yurik

Nunca he sido un gran amante del hardcore pero últimamente me ha dado por entrar en este género que hasta ahora había denostado por completo. La razón: simplemente una profunda falta de madurez que me hacía creer que todo lo relacionado mínimamente con el punk apestaba. Que equivocado estaba, y que alegría me ha dado darme cuenta de mi error. Y el grupo que más me ha ayudado a cambiar de opinión acerca de este género ha sido, como no podía ser de otra manera, uno que se aleja bastante de él.

Black Breath - Heavy Breathing (2010)


Black Breath es una banda originaria de Bellingham, aunque en la actualidad reside en Seattle. En el año 2008, tras grabar varias demos y tocar en diversos locales de Bellingham, editaron con su propia discográfica un EP titulado Razor To Oblivion que inmediatamente les dio cierto renombre. Dos años más tarde vio la luz su primer larga duración: Heavy Breathing, una autentica salvajada que los convirtió en una de las grandes joyas del underground estadounidense.

¿Su secreto? Una mezcla perfecta del mejor death metal de principios de los noventa con cierto aroma a punk'n'roll. Distorsión y ritmos devastadores por su velocidad dan como resultado uno de los discos más agresivos que servidor haya escuchado en su vida, una verdadera joya que nadie debería perderse.

Como temas a destacar diría esa apisonadora que es Virus, perfecta para los momentos en que uno está de bajón, pues te recarga las pilas. Y mi tema preferido del disco, Children Of The Horn, con uno de esos punteos metaleros que se te meten en la cabeza y no quieren salir.

Black Breath - Sentenced To Live (2012)


Su nuevo álbum, Sentenced To Live, al que solo le he podido dar tres escuchas debido a que se acaba de filtrar me ha parecido más thraser y metalizado, con menos distorsión y un trabajo más directo de guitarras, en ocasiones me han recordado a Slayer, la cual cosa siempre es buena. La cual cosa no me parece ni mejor ni peor que su anterior trabajo, solo diferente. Aunque siguen manteniendo esa rabia y vitalidad agresiva que tanto necesita un buen grupo de hardcore. Quizás para empezar con Black Breath sea mejor hacerlo con este disco.

El mes que viene, concretamente el 7, 8 y 9 de Abril, estos chicos estarán de gira por nuestro país con paradas en San Sebastián, Madrid y Barcelona. Yo no me los pienso perder pues toda la red está plagada de elogios hacia su directo, del que se dice que potencia hasta el infinito todas las virtudes que tienen en estudio.
 

miércoles, 14 de marzo de 2012

Un disco por año: 1971

/msgrock

Continuamos con esta nueva sección que se estreno la semana pasada gracias a nuestro compañero yurik del que fue la idea de dedicar un post cada semana a todos los discos desde 1970 que influyeron en la música de la actualidad.

Como os imaginareis elegir únicamente un disco por cada año no es una tarea fácil, púes habrá muchas ocasiones en las que nos será realmente complicado decidirnos por un álbum en concreto debido al gran lanzamiento de trabajos que surgieron durante esos años. No solamente debemos escoger el mejor disco según nuestro parece sino también teniendo en cuenta la importancia que tuvo este con el paso de los años, estoy seguro de que habrá discrepancias, pero en eso consiste, en que cada uno de vosotros nos dé su opinión.

Mi elección para el año 1971 no ha sido ni mucho menos sencilla, pues este año aparecieron joyas como “Pearl” de Janis Joplin, “Fireball” de Deep Purple o el propio “Aqualung” de Jethro Tull. Pero después de pensarlo largo y tendido me he decidido por lo que muchos consideran la mejor banda de Rock de la historia y curiosamente este trabajo también fue considerado como el mejor de toda su carrera. Me refiero a los grandiosos Led Zeppelin y a su cuarto lanzamiento que en sí no tiene nombre propio por lo que se le designo “IV”. Cualquier persona que se considere fan del Rock o de la música en sí tiene obligada la escucha de todos los discos de esta banda de Londres.

Que más se puede decir de estos músicos que no se haya dicho ya. Son los creadores de Rock, precursores de Hard Rock y a posterior de la mayoría de los estilos derivados de estos con el paso de las décadas. La voz poderosa de Robert Plant, el genio de las 6 cuerdas Jimmy Page, John Boham considerado como uno de los mejores sino el mejor batería de la historia y John Paul Jones en el bajo.

De este trabajo salieron varias de la mejores canciones de la banda, tales como “Black Dog”, “Rock And Roll”, “When The Leeve Breaks” y por supuesto no podemos olvidarnos de su himno por excelencia, quizá la mejor canción de todos los tiempos, la que todos hemos escuchado alguna vez y que nos hemos emocionado al oír alguno de sus compases, me refiero como ya habréis adivinado a “Stairway To Heaven”. En este tema tanto Robert Plant con la harmonía de  su voz perfecta y la genialidad de Jimmy Page mostrándonos todo su potencial y dedicándonos un solo que nos pone el pelo de punta hará que permanezca ahí por los anales de la historia.

Pasan los años y cada vez que oigo esta perfección musical me doy cuenta de los afortunados que somos de poder escuchar esto y de lo que supuso por aquel entonces. La calidad de todos los temas y sonido tan puro y perfecto que no creamos posibles que ya hace más de 40 que fue compuesto.


And she's buying the stairway to heaven...


lunes, 12 de marzo de 2012

Twilightning - Swinelords (2007)

/msgrock

Después de unas semanas de escasa actividad por mi parte debido a múltiples y diversos factores que ahora no vale la pena comentar hoy os voy a hablar de uno de mis discos preferidos de todos los tiempos. Sí, he dicho uno de mis predilectos y espero que para vosotros sea una sorpresa igual que lo fue para mí al escuchar el nombre de la banda, púes es muy desconocida.

Hoy hablamos de la banda procedente de Finlandia “Twilightning” y de su última obra publicada “Swinelords” allá por 2007. Si bien es cierto que descubrí a esta magnífica banda por ese mismo año debido a la publicación de su álbum, desconocidos para mí hasta dicha fecha y con un auspicio de que no iba a ser de mi agrado, he de decir que me llevé una de las mayores alegrías que está pobre vida me ha concedido.
Aunque a la banda se la califica como “Power Metal” o “Heavy Metal” y no quiero ahora ponerme a reprochar la elección de dicho estilo, púes escuchando todos y cada uno de sus anteriores trabajos anteriores sí que podría ser el estilo mas adiente donde meterlos. Pero este “Swinelords” sobrepasa cualquier frontera de estilo o de género, aunque requiere de varias escuchas para poder llegar a apreciar todo lo que nos puede llegar a ofrecer, es desde un primer momento que somos capaces de notar ese toque distinto que hace que sea un disco entre un millón con una personalidad y una calidad que sobrepasa muchas de las mejores obras anteriormente publicadas. Y siguiendo con el género de la banda aún a estas alturas no soy capaz de calificarla dentro de uno de manera rotunda, si bien esto no deja de ser un mero tecnicismo si me gusta especificar que es lo que tenemos delante, por lo que le he colgado la etiqueta de “Alternative Metal” puede que no guste a todos pero es lo que considero como mejor elección.

Vamos ahora con el disco y la banda en concreto, este álbum fue el último de la banda antes de su separación en 2009 y que sus miembros se fueran a otros proyectos de los cuales querría destacar el de su vocalista “Heikki Pöyhiä” del que después hablaremos, su nuevo proyecto se denominó “R.o.c.k” , simplemente genial sobretodo por su originalidad, en fin aún y con esto me llevé una gran decepción al enterarme de su disgregación aunque supongo que después de este magnífico disco no creo que les quedará nada más brillante por crear.

Incluso la portada del álbum puede generar controversia debido a la calaveras con forma humana que aparecen, pero solo es una simple imagen que no refleja lo que se encuentra detrás de la tapa. La banda está formada por los siguientes componentes:

Heikki Pöyhiä  (vocals)
Tommi Sartanen  (guitars)
Ville Wallenius  (guitars)
Juha Leskinen  (drums)
Jussi Kainulainen  (bass)

Este disco contiene 10 temas que suman una duración aproximada de unos 45 minutos, en el predomina por encima de lo demás la potente y miscelánea voz de Heikki que me sorprendió la primera vez que escuché a estos chicos púes creí que había más de un vocalista pero no era así, y es que me sorprendió la cantidad de tesituras y tonos tan distintos que puede llegar a realizar. Las otras protagonistas de cada uno de los temas como no podía ser de otro modo son las guitarras que suenan con mucha nitidez pero con esa distorsión tan llena de vida y tiene mucho mérito pues el sonido y las composiciones que ejecutan en cada tema es algo completamente distinto y a la vez nuevo que hacía mucho tiempo que no recordaba. Tampoco quiero desmerecer el gran trabajo del bajo y la batería que acompañan perfectamente en cada corte y que hacen que todo forme una gran masa sonora y de una complejidad tan interesante.

Lo dicho, un disco que por lo menos debéis escuchar una vez en la vida, púes puede que os llegue a aportar algo que jamás habías podido saber que llegaríais a experimentar. Una muy buena banda y aunque por desgracia ya no estén en activo, podemos disfrutar de este trabajo de desde mi punto de vista las ha encumbrado a lo más alto de mis listas.

Normalmente suele hacer mención de los temas que son de mi especial predilección, pero al tener delante tal pieza musical y de una duración aceptable no soy capaz de dejar fuera ninguno de los temas, púes forman en su conjunto una obra perfecta. Si me gustaría hacer mención de uno de mis temas preferidos, una canción acústica y con tono acústico que hará que dejéis todo lo demás de lado, se trata del tema “Not A Word”.

A continuación os dejo con el único videoclip que se hizo para este disco, se trata del tema que abre el álbum y que para mí es el menos novedoso y menos potente de todo el álbum en sí. Espero que os guste y disfrutéis como yo ya lo hice.

video

Lord 13 - 2013 (2011)

/yurik

Vamos con una micro entrada que me ha dado por subir para quitarme cosas de la cabeza y hacer algo. No ha sido un buen fin de semana, y más de un hijo de puta merecería morir, de manera que me quiero refugiar un poco en la música. Quizás sea de cobardes pero ahora mismo no se me ocurre nada mejor.

Lord 13 son una banda de Stoner rock formada en Grecia en 1999 que cuenta ya con dos LP's y dos Demos. El que os traigo hoy, 2013, es su ultima creación, un engendro de poder rockero con el que le dan a uno ganas de subirse a una moto y olvidarse de todo recorriendo las carreteras griegas y escuchando como los riffs se apoderan de todo.

Directo y sin complicaciones, pero con mucho bueno gusto y saber hacer. Perfecto para escuchar en momentos de bajón, pues se trata de pura vitalidad hecha música. Como el buen rock debe ser. Por si fuera poco para este lanzamiento contaron con la colaboración del gran Ben Ward, vocalista de Orange Goblin, en el tema Wicked Thing.

Tenéis todos sus discos para descargar legalemente en la web del grupo:


miércoles, 7 de marzo de 2012

Un disco por año: 1970

/yurik

Estrenamos nueva sección en The Signs Of The Time. A partir de hoy, cada miércoles tenéis una cita con la historia en este blog, puesto que haremos un repaso de los discos que nos parecen más importantes de cada año. Solo hay una regla: solo se permite citar un disco por año. Seguramente se hagan muchas injusticias, se olviden muchas joyas y se levanten ampollas, pero el único objetivo de los redactores de este blog es compartir opiniones y abrir debate, del sano. Por que no hay nada más bonito que discutir sobre música, ¿Verdad?
Vamos a empezar, como no podía ser de otra manera, con la que para muchos es la década más relevante de la historia de la música popular. Bienvenidos a 1970.

Muchas joyas imperecederas vieron la luz en la apertura de la nueva década, personalmente me quedo con el debut en solitario de Syd Barret, el primer disco de Hawkwind, el Bitches Brew de Miles Davies o la obra más experimental de Pink Floyd: Atom Heart Mother. Sin embargo, y a diferencia de lo que va a suceder en sucesivas entregas de este especial, lo tengo muy fácil para escoger el mejor álbum de 1970. Y no lo digo solo por su innegable calidad, sino también por su importancia capital en la música posterior. Una influencia que llega hasta nuestros días.
Por que el termino obra maestra pocas veces se podrá usar con más acierto que con el debut de Black Sabbath.

Lluvia, campanadas y de repente: el estruendo, la distorsión, la fuerza... La oscuridad. A estos jóvenes de Birmingham solo les fue necesario una nota para sentar cátedra. No hay mejor y más sincera declaración de intenciones que el tema que abre el disco. Se pueden buscar referencias pero nada anterior a Black Sabbath consigue transmitir lo que ellos consiguieron transmitir con este tema. Podríamos hablar de tecnicismos como el tritono (que usaron sin ser conscientes) sin embargo me parece que lo más justo es intentar definir lo que una persona podía sentir en 1970 al escuchar este disco. Los riffs, los solos, la voz de Ozzy... todo funciona como un engranaje perfecto cuyo único objetivo es engullirte hasta los abismos del averno. Y por encima de todo ese blues infernal, flagelante y hipnótico.

Cada vez que escucho este álbum (lo estoy haciendo mientras escribo estas lineas) me reafirmo más y más en mi creencia de que Black Sabbath inventaron el Doom antes de inventar el Metal. Con esta obra tocaron el cielo, un cielo oscuro y psicodelico. Su cielo. Pocos discos, más de cuarenta años después, pueden rivalizar en intensidad, fuerza y sobretodo dureza con el disco que nos ocupa. 1970 fue el año que cuatro genios escogieron para cambiar para siempre el curso de la música. Y todas las entradas de este especial que vengan a partir de ahora se verán en mayor o menor medida influenciadas por este álbum.

Is it the end, my friend?
Satan's coming 'round the bend
people running 'cause they're scared
The people better go and beware
No, no, please, no